Generalmente no.
 

Ocasionalmente nosotros ofreceremos dicha opción, y esto generalmente sucede con productos populares que no han estado en oferta por un tiempo largo, o para lanzamientos nuevos.

 

Nuestra filosofía detrás de esta decisión es para protegerle a usted, el cliente, y mantener prácticas profesionales apropiadas para nuestro negocio. Lo peor posible que podría ocurrir al tomar órdenes de productos que apenas vienen a nuestro almacén es la posibilidad de quedar mal con uno o todos los clientes por incapacidad de recibir la mercancía. Obviamente es poco probable, pero particularmente sigue siendo una posibilidad ya que estamos lidiando con cadenas de suministro. Esta política asegura que usted recibirá su producto en tiempo y forma, sin tener que adivinar o tener la necesidad de contactarnos para investigar en cuanto tiempo usted lo recibirá.

 

Cuando ofrecemos una preventa, también nosotros seremos muy claros sobre expectativas de retraso. Inevitablemente tendremos una merma en nuestra lista de espera de productos ya que este llegue, mucho más de lo que podemos lidiar en un día. Este atraso puede tomar una semana o más en recibir una solución efectiva, pero nuestro correo de anuncio y los anuncios del sitio web ofrecerán sin lugar a dudas información clara y concisa sobre que tanto más tienen que esperar para empezar a recibir sus órdenes.